Conocida como el país del arcoíris, situada entre dos océanos y bajo el eterno espíritu de Nelson Mandela, Sudáfrica tiene todo lo que un viajero busca: aventura, naturaleza, cultura, historia… Te contamos 10 motivos por los que un viaje a Sudáfrica debe entrar en tu wishlist de trotamundos:

1. Ver a los siete grandes

Seguro que ya has oído hablar de los cinco grandes de África, esos animales fuertes y poderosos que se han hecho con el control de los safaris: el león, el elefante, el búfalo, el leopardo ¡y el rinoceronte! Pero… ¿qué hay de avistar a ballena franca austral y al gran tiburón blanco? ¿Y si descubrieras, de repente, que en vez de cinco son siete? Pues nada, simplemente, que tendrías ¡dos razones más para viajar al país de Nelson Mandela!

viaje-sudafrica-leones

2. Disfrutar de la naturaleza y las actividades

Vale, sí, Sudáfrica suena a safari por el Parque Kruger; pero eso no significa que lo único que puedas hacer allí sea eso. Desde trekkings hasta avisamiento de ballenas pasando por rutas a caballo, kayak, mountain bike o incluso ¡nadar con el famoso tiburón blanco! Ya te habrás dado cuenta de que en este país la naturaleza no es lo único salvaje que encontrarás.

viaje-sudafrica-kayak

Hablando de naturaleza… queda terminantemente prohibido pasar por Sudáfrica sin disfrutar de la belleza de los miradores de uno de los cañones más grandes del mundo, ¡el del río Blyde! Y sin acercarse a las cuevas de Cango: ¡el sistema cavernario más grande de África!

viaje-sudafrica-blyde

3. Es un destino gastronómico en toda regla

Si tuviéramos que hacer una lista de los mejores destinos foodies ¡lo incluiríamos! De Sudáfrica hay que destacar los viñedos del Cabo (Franschoek) con sus numerosos restaurantes y bodegas y la modernidad de los locales gastronómicos de Ciudad del Cabo, Johannesburgo o Pretoria. ¡Solo apto para paladares gourmet!

viaje-sudafrica-bunny-chow

Prueba el famoso pastel de carne dulce o Bebotie y deja que tu paladar se deleite con el Bunny Chow: pan tierno relleno de curry, ¡uno de los pocos alimentos a los que tenían acceso las personas de color antes del Apertheid!

4. Tiene una historia apasionante

Desde sus inicios como cuna de la humanidad, con el famoso fósil de Mrs Ples, hasta la reciente batalla contra el Apartheid. Para conocer esta etapa de Sudáfrica no hay nada como visitar Robben Island: ¡la prisión que le robó a Nelson Mandela 18 años de su vida! Una visita cargada de historia, cambio y revolución.

viaje-sudafrica-robben-island

Visita los campos de batalla de KwaZulu Natal y descubre el escenario real de las guerras entre los colonos británicos y la tribu Zulu, en 1879.

5. Infraestructuras y alojamientos de calidad para todos los gustos y bolsillos

Preciosos “Bed and Breakfast”, grandes cadenas internacionales, pequeños hoteles boutique con encanto o ¡el lodge más exclusivo del mundo! ¿Buscas una inmersión completa en la cultura sudafricana? En ese caso ¡no te puedes perder los treehouse o cabañas sobre un árbol! Porque lugares donde dormir en Sudáfrica no faltan y nuestros asesores han seleccionado los mejores para adaptarse a todo tipo de viajero: aventureros, románticos, lujosos, auténticos… ¿Estás listo para protagonizar “Memorias de África”?

viaje-sudafrica-hotel

6. La Ruta Jardín y el “Fynbos»

La famosa “Garden Route” de El Cabo ocupa 200 kilómetros y es ¡una de las zonas más ricas en paisajes y vegetación del planeta! Imagina caminar entre enclaves montañosos, viñedos, extensas playas de aguas cristalinas y Fynbos. Ah, ¿que no sabes lo que es Fynbos? ¡Nosotros te lo contamos! Fynbos es una formación vegetal arbustiva propia de la región del Cabo, con un valor excepcional en el plano científico. Y es que la gran diversidad de este territorio sudafricano ha servido a los investigadores a lo largo de la historia como espacio de observación de fenómenos únicos en el mundo, en lo que se refiere a la reacción de la flora al fuego, los procesos de polinización de las plantas por parte de los insectos y las diferentes técnicas de reproducción vegetal. Por eso, hacer la Ruta Jardín de Sudáfrica es todo un imprescindible.

viaje-sudafrica-ruta-jardin

7. Ciudad del Cabo

¡Ciudad del Cabo es uno de esos lugares de los que cualquiera se enamora! Y es que esta ciudad costera es el mirador del mundo. Súbete a lo alto de Table Mountain en teleférico y observa los primeros rayos de sol asomarse entre las montañas; sumérgete en el agua con el elegante tiburón blanco como acompañante principal y presume de haber estado en el extremo de un país, de un continente y ¡del mundo entero! Y sí, todo esto, en el Cabo de Buena Esperanza.

viaje-sudafrica-ciudad-del-cabo

8. El “braai”

A rasgos generales podríamos definirlo como una barbacoa tradicional sudafricana. Sin embargo, el concepto va mucho más allá de un par de palabras y se encuentra fuertemente arraigado en el imaginario y la cultura local. Si tienes la enorme suerte de ser invitado a un braai: ¡acude con el estómago vacío y no hagas un solo plan más en todo el día! Prepárate para pasar horas comiendo, bebiendo y ¡riendo a carcajadas!

viaje-sudafrica-barbacoa

9. La “sardine run”

Cuando oyes la palabra “migración” seguro que en lo último que piensas es en sardinas. Pues sí, amigo, los ñus y las cebras del Serengeti no son los únicos que migran en busca de alimento y un clima más favorable. Millones de bancos de sardinas visitan las costas de Sudáfrica cada año mientras tratan de escapar de cualquier ser que tenga dientes o pico. Por muy surrealista que pueda parecer, este acontecimiento recibe el nombre de “sardin run” y capta, inevitablemente, la atención de cualquier cámara que se le ponga delante. ¿Te gustaría viajar y vivir la Sardine Run?

viaje-sudafrica-sardine-run

10. Los sudafricanos

Después de la tormenta llega la calma. Y eso es justo lo que ha sucedido en Sudáfrica, una infancia y una juventud marcadas por el Apertheid han dado paso hoy a una excelente convivencia entre ciudades y ciudadanos. Actualmente en Ciudad del Cabo, Pretoria y Bloemfontein se hablan hasta once idiomas oficiales. Las numerosas etnias que allí habitan llenan el país de color y de vida logrando que se haya ganado el nombre de “Rainbow Nation” o ¡nación del arcoíris! Todos los sudafricanos -independientemente del color de su piel y de sus raíces- están orgullosos de su país y deseosos de compartir con el mundo ¡esa positividad que inunda sus vidas!

viaje-sudafrica-gente

Es imposible condensar la magia de este país en solo diez puntos. Avistar ballenas, recorrer las coloridas calles de Ciudad del Cabo o contemplar de cerca la inmensidad de Blyde River Canyon ¡son solo algunas de las infinitas razones por las que un viaje a Sudáfrica merece la pena!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here