¿Adónde vamos este año? ¡A Eslovenia! Sí, a Eslovenia. Si buscáis un destino al que se pueda llegar con poquitas horas de vuelo y que entre sus ingredientes principales estén la montaña, los lagos, los ríos, los castillos y cuente además con una ciudad pequeña para visitar en un solo día, the Oscar goes to… Slovenija. Hoy nos adentramos en la que decían que era la región más próspera de la antigua y ya disuelta Yugoslavia. Hoy nos vamos de viaje a Eslovenia.

viaje-a-eslovenia-bled
El lago Bled, el icono de Eslovenia.

Volar a Venecia, la mejor opción para viajar a Eslovenia

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los vuelos a Liubliana, la capital de Eslovenia, son caros, así que la mejor ruta es volar a Venecia o Trieste, dos ciudades italianas, y allí alquilar un coche para hacer un road trip hasta llegar a Eslovenia. No es la ruta 66, pero para los amantes de la naturaleza, el paisaje es más que alucinante.

Coche de alquiler en Eslovenia y pegatina obligatoria

Es muy importante que, una vez alquiléis el coche, compréis en una gasolinera de camino, o ya cuando entréis en Eslovenia, la pegatina que acredita que podéis circular por el país. Si te pillan circulando sin la pegatina, te multan seguro. La pegatina no vale más de 15€ y tiene validez para unos cuantos días, así que igual tendréis que comprar más de una, si alargáis la estancia. ¡Ah! Fijaos bien, que igual el coche que habéis alquilado ya la lleva puesta del conductor anterior y así os ahorráis unos días y ya la compráis cuando toque.

El lago Bled, la estampa de un viaje a Eslovenia

Si Googleáis Eslovenia, la foto mítica que aparece siempre es la del lago Bled. Posiblemente sea el lugar más turístico del país, pues es un lago de fácil acceso y está en el mismo pueblo. Es ideal para familias y también para ver cómo asoman los Alpes Julianos al fondo. La ubicación del lago es más que espectacular y es un lugar excelente para alojarse unos cuantos días. Además, si buscas un destino dog friendly hay que recordar que Eslovenia es uno de los mejores destinos de Europa para viajar con perro.

viaje-eslovenia-bled
Iratxe remando para llegar a la isla central del Lago Bled, Eslovenia.

Dar la vuelta al lago Bled a pie es casi obligatorio. Apenas lleva un par de horas por un recorrido circular y la ruta es totalmente llana. Puedes hacer paradas para darte un baño en las playas habilitadas y, sobre todo si vas con críos, para disfrutar de los toboganes, colchonetas, arena artificial… Vaya, de película: “Verano en el lago”.

viaje-eslovenia-lago-bled
Iratxe en una de las playas habilitadas para el disfrute del lago Bled.

Pero no te quedes ahí, una muy buena opción es alquilar una barca y remar hasta la isla que hay en mitad del lago. Allí podrás subir, tomarte un helado y disfrutar del mirador con vistas a los Alpes Julianos. ¡También podrás divisar la totalidad del lago desde la cima de la iglesia barroca de Santa María!

Castillo de Bled, el guardián del lago

Aparcar cerca de la orilla más próxima al Castillo suele ser una odisea y además una odisea cara, ya que es otro de los grandes atractivos turísticos de Bled.

Me atrevo a afirmar que, aunque este es el castillo más visitado del país, no es el más bonito. No dudo que en su día fuera una obra faraónica y hay que reconocer que debido a su peculiar ubicación, la construcción del mismo debió ser más que complicada. Las fuentes escritas dicen que el castillo de Bled es el castillo más antiguo de Eslovenia, constando mención en el año 1011. De todas formas, es el lago que está a sus pies, ni más ni menos que el lago Bled, quien le confiere la fama mundial al castillo.

viaje-eslovenia-castillo-bled
Castillo de Bled, Eslovenia

Ruta por la garganta de Vintgar, Eslovenia

Me encantó hacer una caminata por la garganta Vintgar. Está a tan sólo 10 minutos en coche desde Bled y el camino es fácil y súper agradable, apto para todos los públicos. Creo recordar que, al ser área protegida, la entrada cuesta 4€ y el paseo es sencillo. Sólo hay que seguir las pasarelas de madera. Como recomendación, un buen consejo es hacer la excursión a primera hora de la mañana, para no coincidir con mucha gente.

viaje-eslovenia-vintgar
Iratxe haciendo la ruta de Vintgar por las pasarelas de madera, Eslovenia

Parque Nacional de Triglav, la magia de los Alpes Julianos

Dedicamos otra parte del viaje al Parque Nacional del Triglav, donde descubrimos la cascada Savica, subimos a lo alto de Vogel en teleférico y nos bañamos en el precioso y tranquilo lago Bohinj.

Seguimos las indicaciones hacia Slap Savica y rodeamos el Lago Bohinj hasta llegar a un parking donde comenzó la caminata para llegar a la cascada.  Como en casi todos los parkings que aparcamos en Eslovenia, hay que pasar por caja, 3€.

viaje-eslovenia-slap-savica

Después de nuestra visita a la cascada Savica, cogimos de nuevo el coche para dirigirnos ahora hacia Ukanc, donde tomamos el teleférico que lleva al monte Vogel, donde se encuentra la Estación de esquí de Vogel, una de las más populares de Eslovenia, en el Parque Nacional del Triglav. Lástima que fuera verano, habría estado bien hacer un slalom race.

viaje-eslovenia-voger
El teleférico que lleva al monte Vogel en el Parque Nacional de Triglav, Eslovenia.

Alerta frioleros, el cambio de temperatura es considerable, por lo tanto abrigaos bien, aunque vayáis en verano. Quien avisa…

Y, tomad nota montañeros porque desde lo alto del teleférico observaréis increíbles paisajes de montañas y bosques con el Lago glaciar Bohinj como protagonista. También se pueden observar los Alpes Julianos y, en días despejados, el Pico Triglav, el monte más alto de Eslovenia con 2.863 metros de altura.

Lago Bohinj, lo mejor del viaje a Eslovenia

Después de una excursión larga, llegamos al lago Bohinj y ahí mismo obtuvimos la recompensa: un baño de ensueño con la naturaleza como única compañía. Qué maravilla de baño, de paisaje y de momento. ¡Hasta pudimos ver algún banco de peces grandes nadando a nuestro lado!

viaje-eslovenia-Lago-Bohinj
Iratxe disfrutando de un baño en el lago Bohinj, Eslovenia.

No se me ocurre una forma mejor para despedir nuestro viaje a Eslovenia en verano. Ese país del que nadie habla y que tanto nos ha enamorado. Y a ti, ¿te gustaría rodearte de naturaleza y descubrir todos los secretos que se esconden en el país de los Alpes Julianos?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here