Suele decirse que las comparaciones no son buenas y puede que, en cierto modo, sea verdad. Pero también es verdad que es en los momentos más difíciles cuando aprendemos a valorar aún más lo que tenemos. Eso a lo que antes no prestábamos tanta atención y que ahora se descubre ante nosotros como un auténtico paraíso. Y es que nuestro país lo tiene todo. Cordilleras montañosas que desembocan en el mar, ciudades cosmopolitas que nunca duermen, playas de ensueño y calas recónditas, islas que bien podrían compararse con el paraíso y un patrimonio cultural dispuesto a saciar las mentes más exigentes. Mención aparte a nuestra gastronomía. Porque si hay algo de lo que podemos presumir es de estrellas michelín de norte a sur y de este a oeste. Por eso, ahora que nuestras fronteras están cerradas queremos recordarte que, a veces, más lejos es más cerca. ¿Te vienes a redescubrir nuestro pequeño gran mapamundi y viajar por España?

1. ¿Islas Cíes o Seychelles?

Aguas cristalinas, arenas de color blanco y un entorno natural casi irreal que da forma a infinidad de islas. ¿De qué hablamos? ¿Se te han venido a la cabeza las exóticas islas Seychelles? Bien podríamos estar hablando de este paraíso africano, pero, como venimos contando, no hace falta irse lejos para pisar el paraíso. Por eso, hoy hablamos de las Islas Cíes, un entorno de ensueño a la vuelta de la esquina. Estas islas, a las que los romanos nombraron como Islas de los Dioses, son uno de los grandes tesoros de nuestros país. En plena ría de Vigo y con unas playas tan paradisiacas como se pueda imaginar, las Islas Cíes son un enclave natural único para disfrutar de unas vacaciones en España que te transportarán directamente a las afamadas Seychelles. Eso sí, con el plus de la gastronomía gallega. ¿Qué más se puede pedir para disfrutar de una escapada a Galicia inolvidable?

viaje-galicia-escapada

2. ¿Asturias o Canadá?

Si hablamos de cordilleras rocosas con lagos escondidos, de una vegetación de color verde intenso y de fauna salvaje dominada por osos y antílopes puede que inmediatamente pensemos en Canadá y las increíbles Montañas Rocosas, pero… ¿y si estuviésemos describiendo el norte de nuestro país? Los Picos de Europa, repartidos entre Asturias, Cantabria y León, son el capricho geológico de glaciares y ríos que han ido moldeando -y continúan haciéndolo- el paisaje que podemos disfrutar hoy en día. Convertido en Reserva de la Biosfera, este Parque Nacional es la entrada a angostos cañones que arropan ríos como el Cares, lagos tan inmensos como el Enol o cumbres que alcanzan los 2.652 metros de altura y desde las que avistar dos comunidades autónomas a la vez. Pero los Picos de Europa también son el hogar de fauna salvaje como el rebeco -una especie de ciervo pequeño convertido en el emblema del Parque- o del gran oso pardo cantábrico. Y pensar que esta es solo una pequeña parte de lo que ofrece un viaje a Asturias

viaje-asturias-escapada

3. ¿Cádiz o La Habana?

Te proponemos un juego: ¿Qué es lo primero que te viene a la cabeza cuando escuchas la palabra “malecón”? Estamos seguros de que el 99% habéis pensado en La Habana como primera opción. Y no es de extrañar. La ciudad cubana puede presumir de tener el Malecón más famoso del mundo; ese que tantas veces hemos soñado con pasear y ese al que las parejas recurren como lugar romántico al atardecer. Pero el malecón gaditano no tiene nada que envidiarle al habanero y es que los edificios coloniales que lo rodean y los kilómetros de paseo con vistas al mar hacen de éste un lugar para soñar. El atardecer desde La Caleta, esa playa gaditana protegida por dos castillos, presume de ser de los más bonitos del mundo y es una de esas cosas que -dicen- hay que disfrutar al menos una vez en la vida. Magia sería la palabra e intensos los colores que lo pintan. Y es que cada día el cielo se tiñe de un color distinto. ¿Te vienes a descubrir la magia de una escapada a Andalucía?

viaje-cadiz-escapada

4. ¿Baleares o Islas griegas?

Un mar de color azul intenso, pequeños pueblos de un blanco impoluto, calas de aguas turquesas, paisajes de ensueño, ambiente nocturno para todos los gustos y una gastronomía capaz de satisfacer a los paladares más exigentes. ¿De qué rincón del mundo hablamos? Apostar por las islas griegas sería una apuesta sobre seguro, pero… ¿y si se tratase de las cercanas Islas Baleares? Pueblos laberínticos de color blanco como Binibeca Vell en Menorca, el ambiente incansable de la isla de Ibiza o playas y calas de color turquesa por doquier en cada una de las islas hacen que un viaje a las Islas Baleares se convierta en las vacaciones soñadas. La gastronomía será el jaque mate: de entrante una sobrasada, como plato principal un frito mallorquín y de postre, sí, una de esas ensaimadas imposibles de olvidar. Entonces qué, ¿te animas a descubrir por qué las Baleares están mucho más que a la altura de las mismísimas islas griegas?

viaje-islas-baleares-escapada

5. ¿La Palma o Hawái?

Imagina uno de los cielos más estrellados del mundo, con volcanes como telón de fondo, paisajes escarpados y acantilados con exuberante vegetación que desembocan en el océano. ¿Ya lo tienes? Respuesta incorrecta. No estamos hablando de la exótica Hawái, sino que describimos un lugar mucho más cercano: la isla de La Palma. La isla bonita, con la eterna primavera por bandera, se convierte en uno de esos rincones exóticos, idílicos y sorprendentes a la vuelta de la esquina. Y es que esta isla canaria es lava, es montaña, es océano, es senderismo y es verde, mucho verde. Pero es que La Palma también es uno de los mejores destinos del mundo para la observación de estrellas. La ley del Cielo protege la isla dotándola de un cielo completamente limpio y repleto de estrellas. Al fin y al cabo, podría decirse que unas vacaciones en las islas Canarias son un viaje directo a las estrellas, ¿o no?

viajes-canarias-escapadas

Estos son solo algunos de los rincones de nuestro país que demuestran que no siempre hace falta viajar lejos para ponerle cara a lugares sorprendentes. Por eso, ahora que tenemos la oportunidad de redescubrir tanto la Península como las islas, ¿por qué no disfrutar de estas vacaciones con un viaje por España? Playas de ensueño, una gastronomía deliciosa, naturaleza exuberante, un rico patrimonio cultural y grandes urbes cosmopolitas. ¿Te animas a quedarte en casa este verano?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here