Si hay un sueño viajero que nunca pasa de moda es el de hacer un safari en África. Y es que no sabemos exactamente por qué, pero este continente engancha. Y mucho. Quizás sea porque da igual todas las veces que lo pises, que nunca vivirás la misma experiencia. El África negra es naturaleza en estado puro y cada país es único. Por eso, y porque ya hemos estado allí, sabemos que hay un safari para cada tipo de viajero: para los aventureros, para las familias, para los que pisan por primera vez suelo africano, para viajes de novios e incluso para los que creen que ya lo han visto todo. Y eso es lo que queremos contarte: cómo salir en busca de los cinco grandes, así que… ¿quieres saber cuál es el viaje de safari perfecto para ti?

viaje-safari-africa-destino

1. Tanzania, de safari por la llanura infinita

Tanzania es el destino ideal para aquellos viajeros que se adentren por primera vez en el África negra y quieran vivir una experiencia safari de lo más completa. Es perfecto para familias que quieran viajar con sus hijos -eso sí, recomendamos hacerlo con niños a partir de 8 años- y para parejas o honeymooners que van a iniciarse en el increíble mundo de los safaris. Tanzania presume de ser el país donde se puede ver el mayor número de animales y, por supuesto, cuenta con los cinco grandes: leones, leopardos, rinocerontes, elefantes y búfalos se pasean por la sabana africana, a veces tranquilos, y otras veces en busca de comida. ¡Ver la vida salvaje en directo es algo inolvidable! Hacer un safari en Tanzania ofrece muchas posibilidades para admirar su riquísima fauna en distintos parajes y paisajes que parecerán sacados de la película del Rey León. Pero, si hay algo único en Tanzania son estos dos parques nacionales: el cráter del Ngorongoro, una especie de edén donde conviven miles de animales en apenas 20 km de diámetro, y el Serengeti; esa llanura infinita con la que tantas veces hemos soñado llena de acacias y atardeceres anaranjados.

viaje a tanzania

La gran llanura del Serengeti sorprende por su inmensidad, su fauna salvaje, sus manadas de búfalos, antílopes o ñus y por sus guepardos y leopardos entre otros. ¿Sabías que es aquí donde se encuentra la mayor concentración de leones de toda África? Y, como ya hemos estado allí, te contamos una experiencia real de safari en el Serengeti para que veas cómo es la vida salvaje en directo. Y, hablando de concentraciones, el Parque Nacional de Tarangire cuenta con el mayor número de elefantes del país y es realmente increíble ver a las grandes manadas campar a sus anchas… En definitiva, se podría decir que hacer un safari en Tanzania es vivir África en estado puro.

2. Namibia, de safari por un desierto de sal

Hablar de Namibia y de safaris es sinónimo de aventura. Porque este país es perfecto para recorrer sobre ruedas. Hacer un fly and drive en este país permite disfrutar, con calma y al ritmo que cada viajero necesite, de un destino paisajístico incomparable. Además, este edén africano presume de tener hasta 10 experiencias que se pueden vivir allí. Namibia es el viaje perfecto para hacer en pareja y para honeymooners que no busquen solo safaris. Sin embargo, al contrario que Tanzania, no es un destino pensado para familias, pero sí perfecto para aventureros. Y es que Namibia es mucho más que safari ya que tiene en su poder la duna más alta del mundo y… ¡la más antigua!

safari-namibia-viaje

Pero si hay un parque por excelencia para hacer un safari a Namibia, ese es el Parque Nacional de Etosha: un santuario de vida salvaje donde cebras, elefantes, rinocerontes, pelícanos, leopardos, leones o jirafas os saludarán y os dejarán sin habla durante unas horas. ¿Sabías que en realidad este parque es un salar? De hecho, su nombre significa «el gran lugar blanco». ¡Uno de los desiertos de sal más mágicos del mundo! Porque además es inmenso, con más de 6000 kilómetros. Por eso, esta joya de la naturaleza es perfecta para recorrer en coche, a vuestro aire, en busca de leones, rinocerontes, elefantes, impalas, jirafas y todo tipo de herbívoros entre otros. Y, para los amantes del senderismo, el Fish River Canyon, uno de los cañones más grandes del mundo, es uno de los mejores lugares para el avistamiento de aves.

3. Botsuana, un safari hacia la libertad

Un viaje a Botsuana es la opción ganadora para aquellos viajeros que repiten experiencia y ya han disfrutado de un safari en África.  Es el destino ideal para parejas de todas las edades, y para todos aquellos que buscan exclusividad. Porque el lujo africano, palpable en el resto de países, aquí se reinventa para completar la experiencia y convertirla en un viaje único e inolvidable para el viajero. Botsuana es un país muy seguro y quizás el que menos contacto cultural proporciona. En cambio, y a pesar de contar con menos fauna que otros como Tanzania o Kenia, presume de tener una de las joyas naturales más impresionantes del mundo. El Delta del Okavango es uno de esos lugares que hay que ver una vez en la vida. ¿Sabías que el río Okavango no llega a desembocar al mar porque se pierde en las arenas del desierto de Kalahari? Precisamente por eso, hacer un safari en mokoro, la típica embarcación del país pensada para surcar las aguas de este río, es una experiencia única en la que podrás codearte con cocodrilos, hipopótamos, leones e incluso elefantes.

safari-botsuana-viaje

Pero un viaje a Botsuana también son los safaris por la Reserva de Moremi y sus lagunas, pantanos, inmensas llanuras, bosques y, sobre todo, una gran vida salvaje. O la zona que rodea al río Chobe, repleta de grandes herbívoros, cocodrilos y elefantes. Y es que Botsuana no es comparable a ningún otro safari por África. ¿Y si buscas un rincón menos conocido? Entonces, la reserva de Savuti es la respuesta. Una zona árida y desértica, con montañas volcánicas donde podrás ver animales poco visibles, como las hienas o los perros salvajes. Se visita menos por lo que encontrarás menos turistas allí. Entre la fauna que podrás admirar, se encuentran, jirafas, elefantes, cebras, antílopes, ñus, búfalos, leones e incluso guepardos o perros nocturnos. Este lugar es conocido por las luchas nocturnas entre las hienas y los leones. ¡Ya te habíamos avisado de que este era un safari para los más aventureros!

4. Kenia, un safari con vistas al Kilimanjaro

Quizás Kenia sea el más archiconocido de todos los países africanos para hacer safari. Muy similar a su vecino Tanzania, es, sin embargo, el destino más económico del continente para vivir una experiencia safari. Un viaje a Kenia es muy recomendable para familias que quieran conocer en primera persona a los cinco grandes y para aquellos que todavía no hayan hecho un safari. Otro de los puntos que hay que tener en cuenta a la hora de elegir Kenia como destino es que, en comparación con Tanzania, las distancias entre los parques son más largas. ¿Qué le hace muy especial? Pues que presume de tener las mejores vistas al Kilimanjaro, el monte más alto de África. ¡Mucho mejores que desde Tanzania, aunque éste lo posea! Será en el Parque Amboseli donde disfrutes de esta masa rocosa imponente, considerada el techo del continente. Conocer las costumbres y forma de vida de la tribu saburu es otro regalo que podrás llevarte de este parque. Y, si tienes suerte, ¡igual ves algún rinoceronte en el lago Nakuru!

safari-kenia-viaje

Si quieres disfrutar de una experiencia completa en tu safari, ¡tienes que visitar los cinco parques más importantes de Kenia! Pero hacer un safari en Kenia también es sinónimo de contacto con la tribu masái, que vive en Masái Mara, y cuyas costumbres y forma de vida tradicional son parte de la cultura del país. ¿Y qué nos dices de hacer un safari en globo sobrevolando las llanuras del Masái Mara? Y, cómo no, con los cinco grandes como testigos de la magia de un atardecer africano. ¿Visualizas los colores?

5. Sudáfrica, un safari a tu aire

Un viaje a Sudáfrica te da la posibilidad de vivir una de las experiencias más completas de África. Es el destino perfecto para viajar en familia y no solo ofrece la posibilidad de hacer un safari, sino ¡mil opciones más! Es recomendable hacer una parte del safari en el Parque Kruger en reservas privadas. Esto es así porque, a diferencia del resto de África, aquí puedes salirte del camino con tu 4×4 y ver muy de cerca los animales. Y, si tienes suerte, podrás admirar la belleza del rinoceronte blanco, que se encuentra en peligro de extinción.

Como ya hemos dicho, no todo en Sudáfrica es safari. Aquí tienes la posibilidad de disfrutar de una de las ciudades más bonitas del mundo: Ciudad del Cabo. Relajarse en playas paradisíacas, admirar pueblos de mil colores, rascacielos o casas de estilo victoriano, puertos históricos e increíbles cordilleras, como la Table Mountain, desde donde las vistas son de esas que quitan el aliento. Pero esto no es todo, aquí se pueden ver pingüinos africanos en la playa, leones marinos e incluso al gran tiburón blanco. ¡Solo apto para los más atrevidos! Y, por si fuera poco, para los amantes del vino, Sudáfrica también es el destino perfecto. Sus verdes viñedos y sus bodegas hacen que este rincón africano presuma de tener uno de los mejores vinos del mundo. Para despedirte de este viaje por todo lo alto, nada mejor que un road trip por la Ruta Jardín de Sudáfrica, porque recorrer en coche esta carretera panorámica es una parada obligatoria. ¡Naturaleza virgen y a tu aire!

6. Uganda, un safari con gorilas

Hacer un viaje a Uganda es sinónimo de descubrir parajes únicos. La diversidad de ecosistemas es uno de sus rasgos innatos. Aquí puedes encontrarte desde montañas volcánicas y sabanas hasta con el lago Victoria e incluso con humedales y montañas pobladas por infinidad de bosques. Uganda es un destino perfecto para parejas y para viajeros en busca de aventuras que ya hayan disfrutado del privilegio de hacer un safari antes. La diferencia de hacerlo en Uganda es que su logística es más precaria que en otros países, lo que hace que este destino no sea apto para todos los públicos, pero sí muy especial y diferente. ¡Solo para los más atrevidos!

viaje-safari-uganda-gorilas

Uganda es un destino mundialmente conocido por sus parques nacionales, pero sobre todo ¡por sus gorilas! Hacer trekking para ver a los gorilas de montaña en el Bosque Impenetrable de Bwindi es sin duda una experiencia inolvidable. Se encuentran en peligro de extinción así que verlos es un privilegio del que no todos pueden disfrutar. El Parque de Kibale es hogar de otra especie en peligro de extinción, ¡los chimpancés! Además, contiene la mayor concentración de primates del continente. Como ves, Uganda es sinónimo de libertad, emoción y vida salvaje. Si por el contrario eres un amante de safaris más clásicos, el Parque de Murchinson es la opción perfecta. Admirar la belleza única de sus cataratas o navegar por el río Nilo, entre cocodrilos, hipopótamos y muchos animales terrestres que se acercan a saludar, ¡se te quedará grabado en la retina!

viaje safari a medida

Admirar la belleza de los cinco grandes, ver a los rinocerontes blancos, conocer la vida de las tribus y sus costumbres, conocer la duna más grande y más antigua del mundo, sentir que formas parte de la naturaleza y creer que estás viviendo dentro de la película del Rey León… Con todas estas experiencias rondando la cabeza seguro que las ganas de viajar empiezan a aflorar. De todos los destinos, ¿cuál elegirías para hacer un safari en África?

2 Comentarios

  1. Es muy interesante este articulo sobre Africa, creo que esta muy bien explicado, he tenido la gran suerte de conocer Uganda, Marruecos y Kenia.. y sin duda gracias a estas noticias, seguiré viajando, gracias

    • ¡Muchas gracias por tu comentario, Sergio! 🙂 Nos alegramos mucho de que este post te haya resultado interesante. Al final África es un continente enorme que tiene infinidad de opciones para todo tipo de viajero. Nosotros ya estamos deseando volver 🙂 Gracias por leernos y, por supuesto, #volveremosaviajar Un abrazo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here